Posts Tagged ‘leyendas’

San Valentín: un increíble invento religioso

San Valentin es una leyenda: solo existió en la literatura romantica.

San Valentin es una leyenda: solo existió en la literatura romantica.

 

 

Augusto tiene una novia que quiere mucho y a la que gusta agasajar en cuanta ocasión se presenta. Ella siente algo parecido por él pero además es muy posesiva y demandante. 

 

 

El caso es que Eulogia tiene una especial predilección por las festividades. Desde el primer amanecer de 2009 le viene recordando a su amado Augusto que el 14 de febrero debe ser un día especial.

 

 

El término ‘especial’ es un continente de sentidos en una sola dirección: Eulogia exige atenciones desde esa mañana hasta la madrugada siguiente. Aunque a él le encanta oficiar de papá noel a veces piensa que su chica no tiene límites para exigir amor…dosificado en bienes materiales.

 

 

Pasó el día de los enamorados y algunos supieron aprovecharlo: florerías, bombonerías, restaurantes, bares, hoteles por horas. Otros sienten que después de cumplir su misión llega el momento de hacer malabares para alcanzar el fin de mes sin efectivo. Augusto es uno de ellos.

 

 

Teorías imprecisas

 

 

La precaria situación financiera de Augusto lo indujeron a cuestionarse “¿Quién mierda inventó el día de San Valentín?” y por una vez en su vida decide no dar todo por sentado. Se sumerge en la web de mala gana: no le gusta leer.

 

 

A poco de andar Augusto se enamora de la teoría más inverosímil sobre el santo: la que se remonta a una fiesta pagana realizada en la época del Imperio Romano en honor del dios Lupercus, deidad de la fertilidad, que practicaban los adolescentes mediante un sorteo en el cual “cada chico escogía el nombre de una joven que se convertiría en su compañera de diversión (léase compañera sexual) durante un año”.

 

 

Para acabar con esta entretenida celebración la iglesia católica habría canonizado a San Valentín como patrono de los enamorados.

 

 

Augusto está lejos de la verdad y lo sabe. Continua su búsqueda y encuentra unas declaraciones de Mónica Cornejo, antropóloga de la Universidad Complutense de Madrid y especialista en simbología: “Todas las informaciones en la red sobre San Valentín son falsas y no están documentadas científicamente. La transmisión de la literatura romántica desde Francia y el Reino Unido son la única fuente conocida que explique la celebración” de este día.

 

 

Augusto no sabe si darle crédito a la versión de la investigadora: duda de todo lo que se publica en Internet.

 

 

Otras imprecisiones halladas en la red exponen una historia, según la cual, el origen del día de los enamorados se debe a un sacerdote cristiano llamado San Valentín que vivió durante la época del emperador romano Claudio III, quien prohibió el matrimonio entre los jóvenes de Roma.

 

 

Según esta versión, San Valentín casaba en secreto a los enamorados, poniendo en riesgo su vida, y fue decapitado por ello un 14 de febrero. El problema es que se desconoce si exactamente existió este santo y hay varios candidatos que podrían ser el supuesto Valentín: un obispo, un sacerdote romano y un sacerdote africano que vivieron en el mismo periodo.

 

 

De hecho, ni siquiera el Papa Gelasio I, que presidió la Iglesia en el siglo V, sabía quién era San Valentín y en su acta papal puntualizó: “Dios sabrá mejor que nosotros qué hizo exactamente este santo, pero hay que rezarle”.

La festividad fue borrada del calendario eclesiástico en el año 1969 como parte de un intento para eliminar santos de origen posiblemente legendario.

 

 

A esta altura lo único claro para Augusto es que la corporación ‘El Vaticano S.A.’  junto a su marketinera agencia de comunicación fueron los impulsores de la fecha.

 

Toda fábula religiosa tiene que contar con un protagonista con nombre de buen tipo: así se creo el tal Valentín, un santo sin milagros conocidos, el san fiasco.

 

Anuncios