Posts Tagged ‘chimentos’

Orgias, diversión y publicidad garantizada

Los fascinerosos play movil tambien saben divertirse.

Los fascinerosos play movil tambien saben divertirse.

  

En ocasiones los pueblos son escenario de situaciones disparatadas. Entre historias reales y otras tantas ficticias -tan increíbles como atractivas- se crean personajes crueles, santos invisibles, estatuas que lloran o imágenes celestiales impresas en la geografía del lugar.

 

El mismo fenómeno se da en las ciudades aunque con otra dinámica, mucho más fragmentaria y desplazada hacia las periferias.

 

Una versión echada a rodar en un pueblo se difunde con una velocidad inusitada y ante la primera señal del presunto hecho extraordinario cada persona toma partido a favor o en contra: las posiciones intermedias parecen no tener cabida.

 

La publicidad o la difamación -según el caso- no tiene límites y abarca desde temas sociales, políticos y religiosos hasta cuestiones de instancia privada como el sexo.

 

Si en una ciudad como Córdoba los veranos son aburridos e interminables imaginen lo que ocurre en una localidad perdida en el interior del interior. De allí que el cotorreo devenga en una forma de entretenimiento para sobrellevar mejor los días y las noches. 

 

Por fortuna no todo son palabras y la gente también intenta divertirse. Y si ese divertimento se aleja de lo políticamente correcto y llega a oídos de la persona equivocada la condena social puede matarte y si eso no es suficiente la prensa amarilla se encargará de levantarte la lápida.

 

Saladas

 

Lugares que eran desconocidos para el gran público cobraron relevancia a partir de “escándalos” mediatizados hasta el paroxismo. Como no recordar entonces la denominada ‘orgía de las maestras’  en Saladas, una localidad distante a unos 100 kilómetros de la capital correntina.

 

Las crónicas hacia fines de 2007 anunciaban con bombos y platillos una “Orgías de 6 maestras y un chofer en Corrientes” cuando en realidad parece que no hubo sexo grupal sino que este chofer consiguió los favores de algunas -apenas cinco- de las maestras que trasladaba desde el pueblo hasta una escuela rural ubicada en Pago de los Deseos (¡vaya paradoja!), un paraje ubicado a 15 kilómetros del centro de Saladas.

 

Pero algo salió mal. La costumbre del joven chofer de coleccionar fotografías de aquellos intensos amoríos cayó en manos de una sexta maestra en discordia: su novia.

 

Acto seguido, en señal de venganza, la mujer despechada decidió enviar las fotos de sus compañeras de trabajo y su libidinoso novio por correo electrónico “a sus conocidos y a los esposos de estas mujeres para certificar la infidelidad”.

 

El resto de la historia es más conocida. Si bien las fotos muestran actos sexuales de a dos, entre los pobladores de Salada todavía siguen los rumores de que el alborozo desembocó en una función colectiva, con varios de los protagonistas en acción simultánea. El chofer, en tanto, desapareció de Saladas y nunca más se volvió a saber de él.

 

Dennehy

 

Otra comunidad célebre es Dennehy, el pueblo del partido bonaerense de 9 de Julio que fue comparado en un fallo judicial con un “mitológico bosque griego” propicio para “las orgías sexuales” por la supuesta infidelidad de sus pobladores.

 

La localidad de apenas 170 habitantes lleva el rótulo de ‘capital nacional de la infidelidad’ desde que trascendieron los detalles del juicio oral por el crimen de Angel Enrique Palacios, cometido el 9 de marzo de 2005. 

 

La polémica estalló cuando se conoció la sentencia absolutoria de Oscar Villegas el principal sospechoso de lo que se considera un crimen pasional porque la víctima tenía relaciones con su mujer Lorena Valbuzzi.

 

Lorena reconoció durante el juicio que al menos tenía cuatro amantes, pero para la Justicia eran sospechosos los 42 varones activos del pueblo, dada la afición de la mujer por las infidelidades.

 

Los vecinos, a esta altura, se burlan del asunto diciendo que el motivo del crimen de Palacios no puede ser un crimen pasional “porque si un hombre celoso de Lorena quisiera acabar con sus infidelidades debería dejar sin varones a Dennehy”.

 

El fallo de la Justicia describe al pueblo como un “villorio rural más acorde con una ‘casa de citas’ que con un solar de nuestras pampas”.

 

Pero el juez Eduardo Costía fue más allá al afirmar que “sí se pudo saber que la planta urbana de Dennehy era un campo propicio para las ‘francachelas’ sexuales pero quién mató a Angel Enrique Palacios, no”.

 

Tiempo después los ‘buenos vecinos’ de Dennehy, indignados por la sentencia, amagaron con presentar un jury de enjuiciamiento al Tribunal que instruyó la causa si no se les pedía disculpas pero todo quedó allí.

 

Después de desatar la saga del pueblo de infieles, Lorena y Oscar se reconciliaron. Él incluso se animó a confesar que no le molesta ser “cornudo”.

 

China, Alemania y más…

 

Claro que las orgías no son sólo patrimonio de pueblos inhóspitos: En 2006 un vendedor chino fue condenado por el régimen de su país a un año de prisión por organizar a través de Internet sesiones de sexo grupal entre homosexuales. Es que en China ser gay y participar de orgías en un doble “crimen”.

 

En Alemania, un escándalo de sexo y corrupción salpicó a las más altas esferas de la gigante automotriz Volkswagen. La turbulenta historia incluyó viajes de placer, orgías y sobornos financiados con dinero de la empresa.

 

Todo estalló en una inspección impositiva. Poco después salieron a la luz viajes de placer y fiestas con prostitutas que eran pagadas con cheques de la empresa. El objetivo era asegurarse ¡la lealtad de los delegados de los trabajadores!.

 

Próxima estación: Barcelona

 

Si a esta altura ya no podes ocultar tu curiosidad, en Barcelona (España) es cada vez más fácil y discreto participar de orgías.

 

De hecho ya hay empresas especializadas en organizar fiestas eróticas y en Internet hay sitios y páginas web de periódicos en donde se puede encontrar convocatorias para citas de sexo grupal.

 

Pero ¡ojo! asegurate que sea de una manera privada y segura…

Anuncios