Archive for 29 diciembre 2012

Rebelión en las aulas

El acceso a educación pública, gratuita y de calidad cobra nuevo impulso con la lucha de estudiantes de todas las latitudes. Seguimos el rastro de los indignados que construyen barricadas de pupitres contra la mercantilización de la enseñanza.

Las redes sociales se han convertido en  espacios -nada virtuales- de debate y denuncia...y cuando la chispa se enciende la acción se traslada a calles, colegios o universidades.

Las redes sociales se han convertido en espacios -nada virtuales- de debate y denuncia…y cuando la chispa se enciende la acción se traslada a calles, colegios o universidades.

Supongamos que por esas cosas de la vida te tocó nacer del otro lado de la cordillera de los Andes. Supongamos que en esa vida sos adolescente y después del secundario queres estudiar una carrera. Supongamos que te propones disfrutar del paso por la universidad sin demasiadas preocupaciones más allá de rendir la última materia alguna tarde de diciembre de un año no tan lejano. 

Entonces naciste en el país equivocado.

En Chile, antes de convertirte en estudiante, licenciado o doctor, te titulas como deudor. Es que aspirar a una carrera universitaria para alguien nacido en Viña del Mar o Valparaíso implica endeudarse desde el inicio de la adolescencia. Pero eso no es todo: cuando alcanzas el título –si es que lo obtenes- vas a deber un monto similar a una hipoteca de un casa para costear tus estudios. En el modelo chileno la educación superior es una mercancía y no un derecho garantizado por el Estado.

Con epicentro en la capital, Santiago de Chile, las protestas de los estudiantes contaron con un masivo respaldo de la población y su lucha se inscribe a nivel global con otras que protagonizan los jóvenes a través de un nuevo sujeto emergente: los indignados.

En 2006, la “Marcha de los Pingüinos” hizo tambalear al gobierno socialista de Michelle Bachelet con una nutrida agenda de reclamos por reformas al sistema educativo. En 2011, la situación ha dado un vuelco. El conservador Sebastian Piñera no sabe cómo desactivar al movimiento estudiantil que está sacudiendo de un largo letargo a la sociedad en demanda de “educación pública, gratuita y de calidad”.

Los chicos realizaron más de seis meses de huelga y mantuvieron virtualmente paralizada a la educación. Tomaron colegios, organizaron marchas multitudinarias, intervinieron en eventos públicos, se expresaron a través de medios de comunicación y redes sociales y han alcanzando un grado de exposición tal que el eco de sus voces tiene resonancias continentales.

Estallido local, debate global

El problema educativo no es un fenómeno aislado que afecta únicamente al país trasandino: tras la inédita convocatoria de los movimientos estudiantiles de Chile y Colombia se realizaron movilizaciones simultáneas en 14 países latinoamericanos a la que se sumaron colectivos y organizaciones estudiantiles de Canadá, España, Francia y Alemania.

Árabes, griegos, españoles, chilenos, colombianos, británicos, una epidemia de indignación recorre el mundo expresando la desesperación de los jóvenes ante un sistema que los despoja de futuro. Como explican los estudiantes chilenos “la educación ya no es un mecanismo de movilidad social. Al contrario: es un sistema que reproduce las desigualdades”.

Si bien en nuestra región cada país tiene sus particularidades, los reclamos de los estudiantes mexicanos, brasileños y ecuatorianos se asemejan porque son atravesados por problemáticas comunes. Para el especialista e investigador Norberto Fernández Lamarra, la evolución de la educación superior en la última década ha intensificado su carácter elitista en Latinoamérica: “El acceso a las instituciones de educación superior, públicas y privadas de mejor calidad ha quedado reservado casi exclusivamente a los jóvenes de clase media y media alta, provenientes de escuelas medias públicas y privadas de buena calidad”, afirma.

Según la información publicada por el pedagogo venezolano Claudio Rama, en la casi totalidad de los países de la región la cobertura de la población de 20 a 24 años que asiste a la educación es del orden del 50% entre los más ricos y del orden del 12,5% entre los más pobres. Rama considera que se ha pasado de sistemas educativos de elite a sistemas de minorías y para pasar a sistemas de masas de acceso universal, entre otras medidas, hay que encarar los problemas de desigualdad y establecer políticas prácticas y compensatorias.

Córdoba: avances y retrocesos

Si bien en Argentina existen marcadas desigualdades en el acceso a la educación superior, el nuestro continua siendo uno de los pocos países del mundo que cuenta con un sistema universitario público y gratuito con un nivel de calidad aceptable.

En tiempos de debate sobre la mercantilización de la enseñanza vale la pena recordar que el 9 de marzo de 2011 la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) resolvió derogar la ordenanza 5/90 que regulaba la “contribución voluntaria” –que no era tan voluntaria como se enunciaba: si no pagabas no podías inscribirte ni rendir exámenes- para garantizar la gratuidad de la matricula.

Sin embargo, los desafíos aún son mayúsculos. Todavía siguen frescas en la memoria las postales de los estudiantes secundarios cordobeses quienes durante 2010 llevaron adelante una maratónica lucha por mayor presupuesto –con tomas y movilizaciones incluidas- que concluyó con una brutal represión el 15 de diciembre tras la aprobación de la reforma a la Ley Provincial de Educación 8113. La norma recibió el rechazo unánime del estudiantado porque introduce la enseñanza religiosa opcional y define a la educación como un servicio, lo que abriría la puerta a la injerencia de intereses privados en la escuela.

Mientras el mundo cruje al ritmo de las nuevas generaciones, en Córdoba se cierra otro ciclo lectivo sin demasiados sobresaltos ¿Qué nos deparará el futuro? Resulta aventurado anticipar los próximos pasos de un movimiento que se ha caracterizado por sus revueltas espontáneas pero si podemos ensayar un ejercicio: si te cruzas algún indignado hablá con él o con ella, ejercitá la saludable tarea de preguntar porqué…quizás entonces descubras que la rebelión también anida dentro tuyo.

Anuncios